martes, 10 de noviembre de 2009

Amanece, que no es poco.


Pues sí.
Hace bastantes años ví por primera vez esta película y la encontré muy subrealista e incomprensible.
Años después seguí viéndola subrealista, pero me pareció mejor.
Ahora, algunas de las sutilezas que se deslizan en ella me parecen joyas que me recuerdan los imposibles que me han sucedido.
A pesar de todo, estoy ahora contenta, haciendo lo que me gusta. Relajada y bastante feliz.
Amanece, que no es poco.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Después de la tempestad...

Pues eso: que llega la calma.
Ja, ja, ja, eso es mucho decir, porque de calma nada, que me he matriculado en 2 cosas, a saber: el DEA del doctorado y un curso de la UNED de estadística para investigaciones pedagógicas y psicológicas.
¡Ala!
No lo he comunicado a su tiempo, así que lo haré ahora.
Me han concedido un año de licencia por estudios.
Eso quiere decir que no tengo que ir a la escuela y que ME PAGAN como si fuera.
Es la segunda vez en mi vida que me lo dan y me temo que será la última, porque ya no me quedan los 10 años que hace falta que pasen para que pueda pedir otra.
De modo que la disfrutaré a lo grande.
Me paso la mitad de la semana metida en la biblioteca, pero me lo paso genial.
Os contaré sucesivamente en qué ocupo mis largas sentadas.
Creo que he vuelyo. (Claro que eso ya lo dije antes y no fue más que un ojo seco del Guadiana)
Bueno, niñas, que quiero que nos volvamos a leer.
Un beso a todas.