lunes, 22 de junio de 2009

La salida



Estoy en el mismo punto que el dueño de la mano que se ve en la imagen.

Ya veo la luz de la salida e, incluso, algunas de las cosas que me esperan cuando termine de subir el pozo.

Ha sido un curso desaforyunado, pero creo que, después de todo, voy a salir bien parada.

Ya os contaré mi metamorfosis, que no es de mujer a cucaracha, pero sí un poco kafkiana. Sin embargo creo que ha ido de mal a mejor, finalmente.

Un beso a todas las recuperadas y hola a las nuevas que leo en las respuestas a los post: ya os iré leyendo más.