domingo, 1 de febrero de 2009

La clase

Naturalmente, este sábado fui a ver la peli de "La clase".
Era obligado.
Me llamó la atención que la sala de cine estuviera llena (sí, llena del todo, menos mal que fuimos media hora antes a por las entradas). Me llamó la atención porque el cine era uno de esos poco conocidos y la versión era original, subtitulada.
La película me hizo pensar mucho, por la noche en mi casa.
Pensé cuán alejados estamos todos, unos de otros: los chicos de los profes, los padres de los chicos, los profes de las instituciones, las instituciones de los padres, los padres de los profes..., y así sucesivamente en combinaciones de x elementos de orden x.
Pero, sobre todo, me hizo pensar en lo poco que, como maestra, puedo hacer para despertar el pensamiento en mis alumnos: ¡hay tantas otras cosas y tantos otros ambientes que les influyen!
Bueno, que, aparte del tema, me gustó ver una peli en un francés tan actual (el lenguaje, digo). Me interesó el contenido (el tema) y el continente (el lenguaje).
No os la recomiendo: es dura, aunque no haya muertos.

9 comentarios:

farala 68 dijo...

pues no podías haberlo hecho mejor para recomendarmela: la veré seguro...

dintel dijo...

Bueno, creo que para despertar pensamientos primero se deben tener y en la sociedad actual parece ser que mejor no tenerlos. Así que creo que es una cosa de esas que se muerde la cola y lo mejor sería que se mordiera las entrañas.

Morgana dijo...

...saltándome tu recomendación, si puedo, la veo sin falta.

Chencho dijo...

La película me parece un acierto rotundo. Describe la realidad del trabajo de los profesores y profesoras, sin quitar ni poner adornos cinematográficos. la pura y dura realidad.
Curioso observar que esa realidad es la misma en Francia y en España (y supongo el resto de países occidentales).
La educación es cosa de todos, el sistema educativo y el profesorado no puede hacer milagros frente a una sociedad que se inhibe de la transmisión de los valores a los más jóvenes.

belshi dijo...

Pues va a ser que no te voy a hacer caso y la voy a ver...

Ya te contaré.

Baggesen dijo...

Dos días la han tenido en mi planeta murciano. La tendré que bajar.

Cata dijo...

yo también tendré que bajarla... ni llegó!

Mármara dijo...

Pues, mira, aprovechando que no tienes a Dintel entre tus lectora, que luego se me queja de que le destripo las pelis, te diré que a mí no me ha gustado nada la visión que da de sí mismo y de su alumnado este muchacho.
Pero como tendremos tiempo y oportunidad para comentarlo en vivo y en directo, sólo decirte que sí que tenemos en nuestras manos la posibilidad y, lo que es más importante, la oportunidad de despertar el interés por el conocimiento en nuestro alumnado, indepenientemente de estímulos externos. Quizás no en el 100%, de acuerdo, pero sí en un tanto por ciento muy elevado.
¿Cuál es el secreto? Transmitir nuestra propia pasión por él, por el conocimiento. Porque lo que está empíricamente demostrado es que los conocimientos no se transmiten, pero la pasión sí.

Mármara dijo...

Cuando digo que no tienes a Dintel entre tus lectoras, me refiero a este post en concreto, no a tu blog.