domingo, 30 de noviembre de 2008

No sé

No sé hacerlo.
Quizá muchos de mis problemas cesaran si supiera renunciar a tánto como quiero abarcar, ya lo he dicho antes.
Pero es que no sé.
  • Lo pienso y lo repienso y me digo: Si dejo la facultad, me pierdo la vertiente de renovación del conocimiento, que siempre ha sido una constante en mi vida.
  • Si renuncio a la Jefatura de Estudios, doy crédito a los que piensan que yo "mucho ruido y pocas nueces" y, además, con ello renuncio a poder promover en la práctica un modelo de escuela que es el que siempre he practicado, medio en la clandestinidad.
  • Si renuncio a mi vertiente les, renuncio a la esencia de mi vida, escondida, negada, no desarrollada, pero siempre deseada.

En fin, que no sé renunciar.

No renunciaré, pues, de momento.

A ver si consigo no morir en el intento (morir metafóricamente hablando, no creais que la cosa irá a más que eso.) (O morir en la ilusión, que sería muy terrible, pero posible, me temo.)

12 comentarios:

Conso dijo...

Renunciar?...
Revisar y rescatar la balanza.
Análisis de la realidad (real, no ideal).
Ya sabes lo que opino.

Cata dijo...

La palabra no debería ser renunciar.
No puedes renunciar a esos planos de tu vida, se quedaría tambaleando.
Confia en ti misma y cuando no sepas aqui estamos todas
UN BESAZO WAPISIMA

MORGANA dijo...

Uhmmmm, qué quieres decir cuando dices: renunciar a mi vertiente les?? A cierta militancia?? (No es cotilleo, es para entenderte...)

(sigo creyendo que la respuesta llega sola)

Un abrazo!

belshi dijo...

Ya me dejas más tranquila¡¡¡

Somos unas campeonas, podemos con todo.

Buen lo que queda del día.

Yopopolin dijo...

si tu no eres de renunciar...y es mas, no sabes... solo te queda una cosa: seguir adelante, animos!! y tu puedes!!

bss

marigel dijo...

Muchísimas gracias a todos.
Os quiero mucho, aunque no os conozca.

Emma dijo...

Haz lo que te apetezca, sólo hay una vida. Veo que no te llena lo que estás haciendo, que no estás bien, necesitas un cambio. Adelante!! Aqui estaremos de todas formas.
Un abrazo.

Frabisa dijo...

Creo que en el fondo te rechifla lo que haces, aunque a veces te agobie un pelín, así que, adelante.

un beso de ánimo

Lena de mar dijo...

en el fondo siempre sabemos lo que queremos hacer... lo difícil es "hacerlo". Haz caso a lo que te dice tu corazón, que nunca se equivoca (y cuando digo corazón quiero decir tripas, emociones, esencias...)

Tú vales mucho! déjate llevar por ti.

Besitos salinos

dintel dijo...

Todo es perfectamente compaginable. Ahora, falta saber cómo. ;)

Mármara dijo...

¿Qué es eso de renunciar? Renunciar, nunca. Si acaso, priorizar (verbo súper de moda en los tiempos que no corren si no vuelan, como los veleros bergantines).
Ahora bien, si me permites la sugerencia, que no te influya lo que piensen los demás (que está de más). A veces se consigue más desde las barricadas que con portando entorchados (o, ¿no te acuerdas de tu relación con el poder, cuando alimentabas las filas del claustro silencioso?). Por experiencia te lo digo.

Cata dijo...

Te buscamos, no te encontramos.
Empiezo a sentir nostalgia de ti.
Solo es un mensje para dare animo Mgel!
Sigue impregnando tu arte que tanto nos gusta.
Espero sinceramente que estés bien
besos