lunes, 3 de noviembre de 2008

Deconstrucción

Actuamos
y pensamos los actos.
A veces ni siquiera
nos detenemos
en pensar lo que hacemos.

Pero es seguro que otros,
si se entretienen
en decodificar
lo que ellos ven,
lo que trasluce
de nuestra huella,
pensarán diferentes
explicaciones.
Diferentes,
lejanas intenciones,
bailarán en sus mentes.

No es posible saber,
anticipar,
lo que otros deconstruyen
a partir de los actos
que construímos.

Solo la explicación,
si nos la piden,
puede aislar el equívoco
en el limbo
de lo que nunca fue.

Continuamente deconstruyo
lo que otros hacen.
Y creo que comprendo
sus intenciones.
Solo con almas gemelas
no resbalo
y,aún así,
será mejor preguntarlo.

2 comentarios:

Conso dijo...

Ummmm, "en el limbo de lo que nunca fué", ¡ojalá ésto fuera posible!, pero las lejanas intenciones son tan propias que nadie llega hasta ellas, sólo dan pistas los pequeños actos cotidianos.

Emma dijo...

No sabes la falta que me hace leerte.
Si notará en tus palabras un ápice de alegría, de ilusión o de esperanza, me sentiría aún mejor.
Sea como sea, no dejes de escribir, aquí estoy para lo que necesites, para leerte en los buenos y malos momentos, y para... lo que quieras.
Un abrazo fuerte.