domingo, 3 de agosto de 2008

Regreso

Yo regreso al blog y parece que a mí han regresado un montón de placeres primarios, sencillos, pero que me hacen sentir viva.
Esta tarde estaba bebiendo un vaso de agua, con tanto placer, que pensaba que lo recordaría años después, cuando beber agua sea un lujo. Pensaba que, si no cuidamos el medio ambiente, ese placer de beber agua hasta saciarse podría perderse.
Parece una tontería pero, en estos días en los que disfruto de la brisa de la mañana, de beber agua hasta saciarme o de mirar las decenas de tonos de verde que me ofrecen los tres parques que tengo alrededor de mi casa, la posibilidad de perder esos placeres se me ha clavado como una aguja en el cerebro.
Me pongo manos a la obra para degradar lo menos posible el medio ambiente en el que vivo.
Será porque estoy de vacaciones y el no trabajar da para mucho.

6 comentarios:

Mármara dijo...

Bienvenida al club de la ecología, Marigel. ¿Ya reciclas todos tus RSU (Residuos Sólidos Urbanos)? Ése es un buen punto, para empezar.
Es cierto, las vacaciones dan para mucho, hasta para concienciarse :)

Suassi dijo...

Hola, ya ves, a veces nos paramos a pensar un poquito nos damos cuenta de que no apreciamos lo suficiente todo lo que tenemos. Y ya sería hora que todos pusiéramos de nuestra parte.

P.D.: Gracias por leer mi blog y sobretodo por decir que te gusta mi "novela".

Maria dijo...

Hay tanto que podríamos hacer para cuidar el medio ambiente. Ayer estuve leyendo sobre el tema y me alegré de ver que se está avanzando bastante en ese sentido, aunque solo sea por lo terrible que está resultando la dependencia del petróleo y todo se haga para liberarse de ella y no por razones más altruistas.

marigel dijo...

Hola chicas!
Claro que separo todos mis RSUs.
Y en mi clase no se usa ningún papel en blanco: todos los papeles que están libres por una cara vienen a mi aula. Al principio, los niñ@s decían "Profe, este papel está usado". Pero ya no dicen nada y los usan tan ricamente.
Calculo que cada curso dejo de usar una media de 2500 hojas nuevas. Porque, además de reutilizar el papel, lo corto en tamaño cuartilla: es suficiente para lo que les hago escribir en inglés.

dintel dijo...

En un restaurante me ofrecieron una carta de aguas. Contenía por lo menos 30 aguas de marcas y lugares diferentes. Eso sí que lo encontré un lujo.

aminuscula dijo...

No creas, yo sufro remordimientos nuevos cada poco tiempo y cada vez adopto más costumbres nuevas ecologistas. Estos días he decidido no escribir más en papel (gasto cantidades considerables entre la escritura y el dibujo) ni usar más lápices de madera.
Ahora estoy con los árboles, pero en cuanto afiance esto, seguro que me da por otras cosas, esto es así, nos volvemos cada vez más conscientes. Afortunadamente.