sábado, 16 de agosto de 2008

La comunicación

Estoy con la cabeza llena de implicaturas, referentes, contextualización, deíxis relevancia y otras lindezas provenientes del campo de la Pragmática, que es la asignatura con la que intento lidiar en estos momentos.
Y, mientras escribía hace un momento, me he puesto a pensar en lo que comunicamos en nuestros blogs.
Nosotras no compartimos un contexto: lo creamos.
Cada uno de uestros comentarios recrea el contexto de la entrada a la que se dirigen. Deconstruyen el texto que escribió su autora y lo construyen de nuevo en un contexto distinto cada vez (el de cada una en particular, en referencia al texto que replican).
Si no me he puesto muy prepotente, queiro decir que nuestro empeño en comunicarnos es extraordinario, pues podemos prescindir (y normalmente prescindimos) de ese contexto que la Pragmática presume tan importante que muchos de los discursos afirma que no pueden ser interpretados sin él.
Claro que algunas, con suerte y mucho ánimo, se procuran ese contexto real tan preciado. Y si no que les pregunten a Mármara, Ohne, etc..., en ese encuentro del que nos regalaron la foto de sus piés reunidos.
AH, se me olvidaba! Ya tengo 4 de las 7 notas que necesito tener: un notable y tres sobresalientes. Mecachis!!!

miércoles, 6 de agosto de 2008

EUREKA!!!

Sí, sí, euerka.
Por fin he terminado una de las asignaturas que dejé para septiembre.
No sé si lo he contado aquí, pero este curso pasado se me emperejiló emprender un doctorado.
Y, claro, lo primero es aprobar los 7 cursos del idem.
Y yo, como soy así de burra (nadie me había explicado nada al respecto, claro que tampoco había preguntado), pues me matriculé de las 7 a la vez y trabajando.
En fin, que conseguí presentar 4 en junio (que me han dicho que tengo aprobadas, pero no sé con qué nota) y pensaba presentar las otras 3 en septiembre.
Pero la cosa ha resultado más difícil de lo que pensaba.
Bueno, el caso es que una de las asignaturas es "Las Tic en la enseñanza de idiomas" y a mí se me antojó programar una UD que durase 2 semanas. En ella he querido integrar todas las herramientas TIC que conocía y muchas que no conocía y que me he puesto a estudiar cómo funcionaban. Y, claro, como hay miles y yo soy una perfeccionista... no le veía el final.
Así que hace 3 días me dije: "Marigel, ¡se acabó de añadir cosas!, no más perfecciones (o inperfecciones, según como se mire)".
Y, con mucho esfuerzo por mantener las manos quietecitas en hipervínculos que ya había decidido no necesitar, hace una hora escasa he dado por terminada mi acción.
Lo mejor que se me ha ocurrido es contároslo aquí.

domingo, 3 de agosto de 2008

Regreso

Yo regreso al blog y parece que a mí han regresado un montón de placeres primarios, sencillos, pero que me hacen sentir viva.
Esta tarde estaba bebiendo un vaso de agua, con tanto placer, que pensaba que lo recordaría años después, cuando beber agua sea un lujo. Pensaba que, si no cuidamos el medio ambiente, ese placer de beber agua hasta saciarse podría perderse.
Parece una tontería pero, en estos días en los que disfruto de la brisa de la mañana, de beber agua hasta saciarme o de mirar las decenas de tonos de verde que me ofrecen los tres parques que tengo alrededor de mi casa, la posibilidad de perder esos placeres se me ha clavado como una aguja en el cerebro.
Me pongo manos a la obra para degradar lo menos posible el medio ambiente en el que vivo.
Será porque estoy de vacaciones y el no trabajar da para mucho.