domingo, 30 de marzo de 2008

LO QUE QUEDA

Pues resulta que, con vaivenes, estoy en el camino de encontrar mi sitio.
Primero pensé que me moría de pena.
Luego me entró rabia y quería venganza.
Ahora me he quedado en un reconfortante lugar intermedio: queda la amistad.Pero la amistad paritaria.
Hoy ha sido el primer día sin angustia y sin necesidad de llamar a nadie.
Ni a una ni a otras.
Vas mejorando, niña. A versi te lo crees, que es verdad.

2 comentarios:

Conso dijo...

hombreeeee, no sabes cuanto me alegro
ni morirse ni vengarse son posturas saludables, mejor la paridad...sí, definitivamente.
ala, sigue escribiendo, pero ahora de verdad. (tu ya me entiendes).

Merypipis dijo...

irreflexiva? no me lo creo...

Leyendo tu "irreflexión" he viajado unos meses atrás...maldito teléfono, siempre con cobertura...la necesidad es odiosa porque creemos que nosotros solos no podemos...aunque a veces es la mejor manera de demostrar a los amigos lo que valen...
En tus palabras veo mi reflejo, supongo que todos los seres humanos estamos sacados del mismo patrón algunos con más rebaba que otros :)

Mi cabeza empieza a dar vueltas de más...


El caso es que me gustan tus irreflexiones :)

Gracias por ese comentario...
AH! y enhorabuena por mantener tantos blogs eres una maquina!! jajaja